¿Por qué tratar
el ojo diabético?

 

 

Evita la retinopatía diabética

 
 
 
Es de suma importancia que el paciente diabético sepa que debe controlar la ingesta de carbohidratos para poder así tener una buena salud, ya que la azúcar alta en la sangre puede ocasionar daño a diferentes órganos, entre ellos los ojos.

Estos daños pueden ser desde infecciones leves o severas, cataratas que se pueden corregir con cirugía o retinopatía diabética.

En caso de no llevar un buen control de la retinopatía diabética puede llevar al paciente a la perdida de la vista, es decir, a la ceguera irreversible. Por tal motivo es recomendable que las personas que tengan diabetes me visiten para realizar una revisión del fondo de ojo, al menos una vez al año, aun cuando no se tengan síntomas visuales, pero las lesiones se encuentran en el fondo del ojo.
 
 
La retinopatía diabética es una de las complicaciones oculares más peligrosas, es la manifestación a nivel de los vasos de la retina por tal motivo se tiene que vigilar y controlar, porque tratada a tiempo puede evitarse la ceguera.

El tratamiento de la retinopatía diabética y del edema macular diabético, como de otras complicaciones de la diabetes comienza con un buen control metabólico y de los factores de riesgo.

En caso de la retinopatía diabética, cuando ésta es ya proliferante, podemos recurrir a la aplicación de láser, que es la primera opción terapéutica o a la cirugía en caso de que se trate de una forma ya avanzada.

En el caso del edema macular diabético el tratamiento puede ser la aplicación de láser o la prescripción de medicamentos y la cirugía para algunos casos.